jueves, 13 de junio de 2019

Un salmón hijo

Por esa actitud maternal que a veces una relación lleva, Antonio y Leticia quisieron tener una mascota que fuera de alguna manera sustituto del hijo. Tuvieron un salmón, bautizado Rosa, que se comieron la noche que rompieron a modo de despedida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario