viernes, 22 de septiembre de 2017

Silogismo hacia el poema de Dios

(Fray Luis de León y Sta. Teresa de Jesús son dos de mis poetas favoritos.)

    A Antonio Escohotado hace un par de años le preguntaron en una entrevista que qué era la poesía. Se reclinó en el asiento, se acarició el bigote (tanta cocaína y tabaco habría sacudido con el mismo gesto), y dijo: la poesía es metafísica en verso. Añadió que él, como historiador, filósofo, prefería actitud más prosaica y, por lo tanto, más clara y sencilla. Imagino que sospechó que ese argumento estaba dando el axioma para una justificación teológica de la poesía. No deja de ser curioso que haya sido un declarado drogadicto ateo quien ha dado esta razón. Por hacer honor a la verdad, creo que es un lugar común; recuerdo a Claudio Rodriguez hablando de algo semejante en el programa de televisión Tertulias con autor. En cualquier caso, el silogismo, si se me permite el argumentum ad verecundiam (remitiré las obras donde se fundamentan las sentencias de cada uno de estos autores) es el siguiente:
  • Antonio Escohotado dice que la poesía es metafísica en verso. 
  • Aristóteles dice que la metafísica es una ciencia divina, en dos sentidos: en el de que si Dios tuviera alguna, sería ella, y además en el de que el objeto de la metafísica es Dios (Metafísica, IV, 1). 
  • Por lo tanto, la poesía es la ciencia de Dios. 
    Freud (qué mezcla de autores) decía en La interpretación de los sueños una frase que se puede aplicar a cualquier definición inexacta o negativa (en sentido contrario a definición positiva). Cito de memoria: Tratar de estudiar la mente humana es como averiguar la disposición de los muebles de una habitación dando golpecitos al otro lado de la pared. Este silogismo no quisiera ser nada definitorio, ni siquiera dibujar el contorno de una definición, tan sólo ser un golpecito más en la teoría trillada de la poesía. Esta conclusión sirve, sea como sea, al poeta inédito que escribe estos párrafos para comprender mejor la poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario